Publicado: 28 de Mayo de 2015

Los colores del aluminio - El proceso del Anodizado

El aluminio como metal es susceptible al proceso de la oxidación por la presencia del oxigeno en el aire.

Esto se consigue mediante un tratamiento que se llama Anodizado

Mediante una corriente electrolítica se consigue aprovechar las cualidades del aluminio y aumentar su dureza, además de conseguir una capa de oxidación artificial controlada y uniforme  que la hace aticorrosiva.


Los procesos previos a la  electrólisis del aluminio tenemos varias  fases. Primero se limpia y desengrasa con una solución de agua y jabón, para posteriormente ser decapado con una solución de sosa cáustica. Para mitigar el efecto de los agentes decapantes, el aluminio se neutraliza en una solución de ácido nítrico. 

Seguidamente de pasa a la fase decisiva, la electrólisis. Se sumerge el aluminio en una solución de ácido sulfúrico (entre un 15-20%) a la que se le aplica una corriente directa de entre 13-17 voltios, con una intensidad de entre 1-1,5 amperios por decímetro cuadrado. Esta corriente, provoca la liberación de oxígeno que va formando una capa uniforme en el perfil, cuyo espesor (micras) dependerá del tiempo de aplicación de dicha corriente.


Al aumentar el espesor, la capa de óxido se vuelve porosa, es por ello que posteriormente se le aplicará un ultimo proceso, el denominado “sellado”, para quitar dicha porosidad. Básicamente este último tratamiento consiste en la inmersión del aluminio en agua muy caliente.

El proceso de anodizado provoca que el color o tono resultante quede directamente integrado en el perfil de aluminio, por lo que la resistencia de dicho tono o color será mayor que con cualquier otro tratamiento.

Colores y Tonos del Anodizado

El aluminio anodizado infiere a sus colores un aspecto marcadamente metálico, al ser el color parte misma del aluminio tras dicho proceso. El anodizado da una protección añadida al color.


Esta variedad del aluminio es la más resistente a la corrosión, abrasión y la que sufre un menor desgaste frente a lo agentes externos y a la meteorología. No se ensucian fácilmente y se limpian con relativa facilidad.


La carta de colores del anodizado no es tan extensa como los RAL del lacado. Los anodizados estándard son el plata, inox, bronce, oro, negro y burdeos. Como anodizados especiales podemos encontrar azules, verdes, titanio , etc. Todos estos tonos los puede encontrar en acabados mate o brillo.